Socio H2 Chile, Enagás, planea convertir España en un ‘hub’ de hidrógeno verde que exporte a Europa



El hidrógeno renovable tiene un papel clave que desempeñar en la transición energética de toda Europa y Enagás, socio de Asociación Chilena de Hidrógeno, está desarrollando un plan para convertir a España en un hub que exporte hidrógeno verde al resto del continente. «Si se quieren alcanzar los objetivos de descarbonización al 2030, solo con electricidad no va a ser posible» explicó María Sicilia, directora de Estrategia de la multinacional, con la presentación del proyecto Green Crane (Grulla Verde) en el webinar “Renovables e Hidrógeno”, organizado por APPA Renovables.


Para José Antonio de las Heras, Country Manager Enagás, y representante de la empresa ante H2 Chile, “el hub de hidrógeno que queremos promover en España, podría ser perfectamente replicable en Chile, considerando las ventajas competitivas en costo de energía renovable y excedentes que permitirán una producción de hidrógeno verde para exportar.  Ahora bien, cuáles serán los mercados destino, no lo podría afirmar ahora, pues dependerá de cómo se desarrolle en Chile la economía de hidrógeno verde y, por supuesto, los costos serán clave a la hora de competir en esos mercados. Pero sí puedo decir que la experiencia y tecnología española en el hidrógeno, puede ser perfectamente escalable en Latinoamérica”.

Un proyecto quiere ir un paso más en su alcance internacional al de Green Spider, que está incluido en los Proyectos Importantes de Interés Común Europeo (IPCEI). Green Crane tiene como objetivo tejer una red de producción y circulación de hidrógeno verde por Europa gracias a las infraestructuras y de transporte de Enagás y de plantas de electrólisis partiendo de energías limpias, situadas en cinco Comunidades Autónomas: Asturias, País Vasco, Castilla y León, Aragón y Baleares.

Para ampliar esos objetivos, Green Crane cuenta con el apoyo de Snam en Italia, uno de los principales operadores de infraestructura energética del mundo, y presenta su convocatoria a los IPCEI de la mano del Ministerio de Industria.

Su objetivo es desarrollar cadenas de valor de hidrógeno verde a gran escala del sur al norte de Europa. Es decir, el proyecto pretende impulsar una red de hidrógeno verde que conecte con Europa. En esta línea, al aprovechamiento de las infraestructuras gasistas existentes es indispensable para avanzar en la transición energética al menor coste. «Estamos en un momento muy inicial del proyecto, está en fase de pre-proyecto y se ha presentado como candidato a ser incluido en el listado de Proyectos importantes de interés común europeo», explican fuentes de Enagás, «de salir adelante permitiría ayudar a posicionar a nuestro país como uno de los ejes de la política industrial europea en términos de aprovechamiento de su gran potencial renovable».


«El hidrógeno va más allá del almacenamiento de las energías renovables», explicó María Sicilia en el webinar, «al principio será el vector que sustituya a los combustibles fósiles. Tiene sentido porque en España las necesidades de almacenamiento no son tan acuciantes como en otros países, y por el momento los periodos de intermitencia de las renovables tienen el respaldo del gas».

De una manera muy preliminar y a falta de su desarrollo futuro, el proyecto Green Crane contempla una generación eléctrica renovable de 2 GW de eólica y solar (hasta 1 GW en España), producción de hidrógeno verde con 1,9 GW de electrólisis (hasta 0,4 GW en España), un consumo local de exportación a Europa por ducto, mediante portadores orgánicos (LOHC) y logística de cisternas e iso-contenedores y una huella abatida: hasta 1 Mt/año (hasta 250.000 t/año en España).


«El almacenamiento de hidrógeno renovable será rentable cuando baje el costo de su curva de producción, hasta los 2 euros el kg (actualmente está en 12 euros)», continuó Sicilia, «y el 50% de su costo es el precio de la electricidad en el mercado mayorista. Por eso, como esperamos que a lo largo de estas décadas baje el precio de generación de las renovables, será más competitivo el hidrógeno verde».


Además, dentro de su compromiso con la descarbonización, en 2019 Enagás creó una nueva filial, EnagásRenovable, para impulsar los proyectos de gases renovables. En esta línea, la compañía prevé invertir 300 millones de euros en proyectos de hidrógeno, biogás y biometano en el periodo 2020-2026. Mientras madura la curva de aprendizaje del hidrógeno, es necesario el apoyo de las políticas europeas y nacionales. Y con eso contarán en breve. La Comisión Europea han desarrollado el denominado Plan de Recuperación Verde de la Unión Europea (Green Recovery Plan) que incluye al hidrógeno como combustible clave y por tanto, es una de sus prioridades en su desarrollo. Europa iniciará la investigación y la innovación para reducir sus costes y, para ello, «se van a movilizar entre 5.000 y 30.000 millones de euros a través del Innovation Fund durante los próximos diez años» explica la responsable de Enagás, con el objetivo de producir un millón de toneladas de hidrógeno limpio, que en este momento es mucho más caro que el hidrógeno gris. «Actualmente se consumen unos 8 millones de Tn de hidrógeno gris y se pretenden financiar proyectos que puedan producir hasta un millón de toneladas de hidrógeno verde, por lo que Enagás presenta este proyecto para ser receptora de una parte significativa de estos fondos».


El proyecto, de salir adelante, se abrirá a nuevos participantes, como ha ocurrido con otros proyectos europeos que, al igual que Green Spider, están incluidos como IPCEI: Black Horse, un plan para hacer que los camiones de hidrógeno sean comercialmente viables y en el que participan varios países de Europa del Este, Blue Danube, para producir hidrógeno verde en el Sureste de Europa y transportarlo por el Danubio, Green Flamingo, una iniciativa de Portugal para desarrollar una industria del hidrógeno, Green Octopus, un plan similar de los Países Bajos, White Dragon, para que el uso térmico del hidrógeno, liderado por Grecia, y otros proyectos con una gran participación europea como Blue Dolphin, H2Go, Rainbow Unhycorn o Silver Frog. El hidrógeno renovable será la mejor vía a prueba de futuro para su descarbonización completa y para caminar la última milla hacia la neutralidad climática para 2050.


Fuente Original: El Periódico de la Energía



Correo

Contacto

MARCA H2CHILE_Mesa de trabajo 1.png

Dirección

Redes Sociales

© Asociación Chilena de Hidrógeno. Todos los derechos reservados. Creado con Wix.com