H2 Chile se une a Fundación de Hidrógeno de Aragón firmando convenio de cooperación



Cooperar es clave para la Asociación Chilena de Hidrógeno, H2 Chile, que avanza aceleradamente creando convenios y alianzas que permitan fomentar la investigación, innovación, desarrollo tecnológico, formación y difusión del sector para reafirmar la importancia de seguir el recorrido hacia una economía de hidrógeno verde.


H2 Chile firmó ahora un convenio de cooperación con la Fundación Hidrógeno de Aragón, para en conjunto fomentar la colaboración con organismos de desarrollo económico para aprovechar oportunidades comerciales que puedan beneficiar a las empresas y centros de investigación que trabajan en el campo del hidrógeno, así como en compartir experiencias obtenidas en el desarrollo de proyectos. Ambas organizaciones comparten objetivos y áreas de interés que justifican la suscripción de este acuerdo.


Con esta nueva alianza, H2 Chile amplía su red de convenios, donde cuentan también con la Asociación Escocesa de Hidrógeno.

El equipo de comunicaciones de H2 Chile conversó con Fernando Palacín, Director Ejecutivo de Fundación Hidrógeno de Aragón.


1.- ¿Por qué Hidrógeno de Aragón ha tomado la decisión de firmar un acuerdo de cooperación con la Asociación Chilena de Hidrógeno?

Por un lado, somos una entidad privada sin ánimo de lucro con un objetivo general, como cualquier fundación. En nuestro caso, promover el hidrógeno como vector energético. Por otro lado, estamos en los albores del mercado del hidrógeno energético y por tanto, entendemos que es necesaria la colaboración entre los diferentes actores ubicados en los distintos eslabones de la cadena de valor. A través de los organismos intermedios, asociaciones, clústeres… tenemos la oportunidad, y casi la obligación, de colaborar para catalizar el ritmo de despliegue de las tecnologías, en este caso, del hidrógeno y las pilas de combustible.


2.- ¿En qué etapa está el desarrollo de un mercado de hidrógeno en España, comparado con Europa?

La mayoría de los principales países de Europa tienen ya desarrollada su hoja de ruta en materia de hidrógeno, a nivel general o específico para sectores como la movilidad. Estas estrategias han sido en cierta manera prescritas por la industria y respaldadas por la Administración pública.

En España este proceso está siendo muy lento, pero va quemando etapas, grandes empresas han comenzado en los últimos años a apostar por este sector. Este hecho unido a las apuestas regionales como la de Aragón y a las actividades de entidades españolas referentes a nivel internacional están acelerando el desarrollo de las tecnologías en España.


3.- ¿España ya tiene una estrategia y/o reglamentación definida para la tecnología de hidrógeno y su aplicación en movilidad, combustible, almacenamiento, etc.?

De momento España no tiene una hoja de ruta en materia de hidrógeno. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico acaba de abrir una consulta sobre el tema. Hasta el día de hoy los principales desarrollos en materia de tecnologías de hidrógeno y pilas de combustible corresponden a iniciativas regionales como la de Aragón, donde este año concluye nuestro tercer Plan Director del Hidrógeno en Aragón 2016 – 2020, en el que el enfoque industrial predomina sobre el resto. Es decir, desde Aragón y la Fundación trabajamos para el desarrollo de estas tecnologías con el objetivo de crear capacitación y riqueza en el territorio. Por este motivo hablamos de una transición tecnológica hacia una economía más sostenible que nos producirá la tan manida transición energética.


4.- ¿Cuánto es el consumo de hidrógeno en España?, ¿a qué precio por kilo? y en qué proporción se produce verde?

Los principales consumos de hidrógeno que hay en España se enmarcan en el sector industrial y químico y se producen en su mayoría a partir de procesos de reformado de gas natural por lo que su precio es competitivo.

Es cierto que poco a poco estamos identificando a nivel global el potencial que tiene España para producir hidrógeno verde a partir de sus elevados recursos de energía renovables, sol y viento. A día de hoy la producción de hidrogeno verde es testimonial si la comparamos con el consumo total de hidrógeno, pero estamos ya asentando las bases tanto de proyectos reales de demostración como de desarrollo tecnológico necesario. Gracias a este nuevo escenarios que se está definiendo avanzaremos hacia esa economía de escala que necesita el hidrogeno verde para ser competitivo, y beneficioso, frente al hidrógeno “gris” procedente del reformado del gas natural.

Igualmente se están empezando a revisar aspectos muy necesarios como el marco normativo o el regulatoria para tener garantías sobre la viabilidad de los proyectos basados en hidrógeno energético, tanto a nivel de ejecución como a nivel de rentabilidad.


5.- ¿Qué expectativas ve usted en el desarrollo de un mercado de h2 en Chile?

Teniendo en cuenta la orografía de Chile y sus recursos energéticos, su país puede ser un actor clave en el sector del hidrógeno y el hidrógeno puede ser una pieza importantísima en su desarrollo. Cuando hablo de desarrollo no hablo únicamente del basado en el medioambiente o en la competitividad derivada de la sustitución per se de energías fósiles por limpias, que también, sino en el que las tecnologías del hidrógeno ofrecen en materia de desarrollo económico, I+D+i, empleo,….

6.- Por la trayectoria y experiencia que ustedes poseen, ¿qué podría compartir con H2 Chile para potenciar aún más la labor con las empresas que están en el país?

En Aragón llevamos más de 15 años trabajando en el desarrollo de las tecnologías del hidrógeno desde el ámbito empresarial e industrial, unido siempre con el energético y medioambiental, preparando dichos sectores para que tengan su oportunidad en el campo del hidrógeno y no pierdan competitividad ni posicionamiento a nivel nacional e internacional. Para ello no solo hemos trabajado en el campo tecnológico, sino también en el campo de la formación, la internacionalización, el normativo y regulatorio, la sensibilización y la concienciación, en todos aquellos ámbitos que sean necesarios para que las empresas, sobre todo las pymes, y en definitiva el sector, puedan superar aquellas barreras que se vayan a encontrar y dificulten su recorrido. En este sentido, tanto la entidad como los miembros que constituyen su Patronato, podemos colaborar con H2 Chile, una cooperación que beneficiará a ambas partes.


7.- Desde su perspectiva, ¿qué debería acelerar Chile para poder avanzar más rápido hacia una economía de hidrógeno verde?

En temas de tecnología, tan negativo es llegar tarde como pronto al mercado. Pero desde luego América del Sur tiene la oportunidad de reducir ese espacio temporal que sufrimos en Europa, comprendido entre el desarrollo de las renovables y la implantación de las tecnologías del hidrógeno. Cuanto más alineados estén los actores principales del mercado (Administración pública, empresas, promotores, inversores, centros de investigación e innovación, universidades...) mayor será la tasa de desarrollo del mercado.


H2 Chile


Correo

Contacto

MARCA H2CHILE_Mesa de trabajo 1.png

Dirección

Redes Sociales

© Asociación Chilena de Hidrógeno. Todos los derechos reservados. Creado con Wix.com