El hidrógeno verde podría reemplazar el alto consumo de combustibles fósiles en la minería



“La minería es uno de los grandes consumidores puntuales de energía en el país, por ejemplo, en la minería del cobre sólo la mitad recae en electricidad y la otra mitad son combustibles fósiles (90% Diésel). Aunque usemos electricidad 100% renovable en minería nos queda descarbonizar la otra mitad de la energía utilizada, y es allí donde el Hidrógeno Verde puede ayudar”, destacó Erwin Plett, socio de H2 Chile en el seminario virtual “Hidrógeno Verde, el Futuro”, organizado por Cámara Minera de Chile el jueves pasado.

El evento fue abierto por el Presidente de la Cámara Minera de Chile, Manuel Viera, quien destacó que el gremio está interesada en avanzar hacia temas actuales, como descarbonización, cambio climático y, por supuesto aquellos que pueden aportar para tener una minería más amigable con el medio ambiente, como es el caso del hidrógeno verde.

El webinar contó con la participación del abogado Gastón Fernández; Carlos Barría, del Ministerio de Energía; la directora de Acera, Patricia Darez; Erwin Plett, H2 Chile, Colegio de Ingenieros de Chile y Marco Vaccarezza de Fraunhofer Chile.

El abogado Gastón Fernández, se remontó en la historia cuando Chile vivía su época de gloria gracias al salitre, hasta que la tecnología mató el sueño de riqueza de muchos hace 100 años, sumiendo al país en una de sus peores crisis económica y social. Pero, hoy, gracias a la riqueza natural de las energías renovables, podría el hidrógeno verde volver a entregar desarrollo y para eso entregó algunas recomendaciones para el futuro marco jurídico que tenga la industria de hidrógeno.

En tanto, Carlos Barría, del Ministerio de Energía se refirió a la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde.  Ocasión en la que describió la motivación del Estado para desarrollarla, enfatizando en los objetivos de cambio climático, desarrollo económico y social del país, entre otros.

Patricia Darez, Directora de Acera, se refirió al hidrógeno verde como una “una pieza clave en el proceso de transición energética a emisiones netas cero de CO2, puesto que hay actividades que van a ser difíciles de electrificar como, por ejemplo, transporte marítimo o aéreo, camiones mineros (dumper) o procesos industriales. El H2 verde además nos ofrece la posibilidad de integrar un porcentaje de energías renovables mucho mayor pudiendo entregar energía limpia las 24h del día y sin comprometer la estabilidad del sistema”.

El socio de H2 Chile, Erwin Plett, adelantó los grandes beneficios del hidrógeno en la minería señalando que la mitad de su consumo es en electricidad y la otra, en combustibles fósiles (90% Diésel). “Aunque usemos electricidad 100% renovable en minería nos queda descarbonizar la otra mitad de la energía utilizada, y es allí donde el Hidrógeno Verde puede ayudar”, detalló.

El Hidrógeno Verde permite hacer más sustentables muchos usos de la energía y utilizar electricidad renovable en aplicaciones “no electrificables”; como por ejemplo en vehículos pesados de minería CAEX, vehículos de largo alcance (camiones, buses, barcos y aviones), o aquellos que operan 24/7 (grúa horquilla).

Hoy importamos año a año unos US$ 8.000 millones en combustibles fósiles, a lo que se le debe agregar el daño ambiental que originan y, sin embargo, Chile es rico en energías renovables para generarlas aquí. Y adicionalmente tenemos un inmenso potencial para exportar energía renovable al mundo. Por eso la “economía del hidrógeno” debe una prioridad de estado en nuestro país.

Respecto a los beneficios que el hidrógeno Verde puede aportar al país, Marco Vaccarezza, de Fraunhofer Chile, precisó que tiene muchas ventajas. “Dado que tenemos gran cantidad de energía solar, podríamos producir grandes volúmenes de hidrógeno a bajos costos, generando una nueva industria y ayudando a descarbonizar nuestra matriz energética. Puede combinarse o reemplazar gas natural y diésel en calderas y otros usos térmicos, puede ser una fuente de almacenamiento de energía eléctrica en combinación con baterías y almacenamiento hidráulico, puede ser utilizado en transporte (una vez que estén disponibles vehículos eléctricos que operen mediante celdas de combustibles)”.

Agregó que puede ser utilizado como insumo para otros procesos industriales: en refinerías, fundiciones, para producción de amoniaco (fertilizantes, explosivos industriales). La ventaja es que en todos estos usos, el hidrógeno no genera emisiones de gases de efecto invernadero, luego puede ser un pilar fundamental en la descarbonización de la economía. 

“El hecho de contar con energía solar abundante y barata además permite que potencialmente produzcamos grandes cantidades de hidrógeno a gran escala, abasteciendo nuestro consumo interno y también exportando. Muchos países industrializados, como Alemania y Japón, ya están definiendo planes concretos para convertir sus economías hacia el uso de hidrógeno, y no tienen capacidad para producir toda su necesidad internamente, luego deberán importar, y buscarán proveedores excedentarios como Chile. Es una gran oportunidad de negocio para el país”, dijo Vaccarezza.


REPORTE MINERO



Correo

Contacto

MARCA H2CHILE_Mesa de trabajo 1.png

Dirección

Redes Sociales

© Asociación Chilena de Hidrógeno. Todos los derechos reservados. Creado con Wix.com