El Hidrógeno Verde es Clave para descarbonizar muchos sectores de la economía

El futuro del hidrógeno en Chile camina de la mano con el sector privado, académico y

público.






Hans Kulenkampff, presidente de la Asociación Chilena del Hidrógeno: El hidrógeno se está desarrollando globalmente para acelerar la transición energética y descarbonizar las aplicaciones difíciles de electrificar. América Latina y el Caribe no es una excepción.

Argentina, Uruguay, Colombia, Costa Rica, la Guayana Francesa y Chile ya están

desarrollando proyectos. Chile se está acelerando en todos los sectores privados, públicos y académicos. El sector privado, encabezado por H2 Chile, lanzó en enero la Misión Cavendish, una iniciativa para acelerar los proyectos de hidrógeno verde mediante cuatro talleres. El evento está totalmente reservado, con alrededor de 180 asistentes por taller.

El sector público, encabezado por el Ministerio de Energía y el Comité de Innovación

Energética y Solar de CORFO, está trabajando en diferentes iniciativas para lanzar la

Estrategia Nacional de Hidrógeno en junio.

El sector académico está preparando el Instituto de Tecnologías Limpias, una institución

de investigación y desarrollo con apoyo público de 190 millones de dólares durante 10

años que pilotará y ampliará las tecnologías de energías renovables en el desierto de

Antofagasta. No me sorprendería ver, en un par de años, un cartel de Bienvenido a

CH2ILE; al llegar al aeropuerto de Santiago.

La transición energética no puede ser detenida. El hidrógeno es aceptado en todas partes como parte de la solución, y las refinerías tienen el conocimiento para adoptar esta tecnología y participar en la próxima economía de bajo carbono. Sin embargo, no veo que el sector de la refinación de la región se mueva a la velocidad requerida. Hoy en día, es el sector perdedor, ya que todos sus clientes buscarán la electrificación; las grandes empresas de servicios públicos se están preparando para ello. Tiene 10 años para pasar de la refinación de petróleo crudo a las energías solar o eólica y adoptar las tecnologías Power-to-X. Tal vez debería examinar más de cerca la visión de 2050 de FuelsEurope, una asociación de 40 empresas que operan refinerías en la Unión Europea.

El debate en torno a la transición energética global, lejos de los combustibles fósiles, ha

pasado de cuando sucederá a cómo se verá, según un informe de S&P Global Platts

publicado el mes pasado. Entre las alternativas, el hidrógeno podría lograr la reducción de las emisiones en los entornos industriales, así como en la calefacción residencial y

comercial y en los camiones de larga distancia, según el informe. ¿De qué manera se está desarrollando el hidrógeno como un portador de energía limpia a nivel mundial y en América Latina y el Caribe en particular? ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un

posible cambio hacia el combustible basado en el hidrógeno, y cómo se compara con otras alternativas de energía limpia, como el biocombustible? ¿Cuán perturbadora será la transición energética para el refinado de combustibles tradicionales en la región, y cómo pueden prepararse las refinerías para ello?

El hidrógeno verde (producido mediante la electrólisis del agua a partir de energías

renovables) se está posicionando como pieza clave del rompecabezas para descarbonizar sectores de la economía en los que la electrificación tiene limitaciones, como la industria química o siderúrgica y ciertos sectores del transporte. Varias economías desarrolladas, entre ellas la Unión Europea, Japón, Corea del Sur, California y Australia, lo han comprendido. América Latina tiene proyectos piloto en Costa Rica y Argentina, proyectos en estado avanzado de desarrollo en Chile y Uruguay, así como un gran interés de las empresas de energía e hidrocarburos en Colombia. El hidrógeno verde es una molécula libre de emisiones de carbono que puede abastecer la infraestructura energética existente, ser transportada en tuberías, e incluso en barco, como se hace actualmente con el gas natural licuado (GNL). Permite almacenar el excedente de renovables intermitentes en mayores capacidades durante mucho más tiempo que el que permiten las baterías, y puede abastecer a los automóviles en sólo cuatro o cinco minutos con energía para más de 700 kilómetros, convirtiéndose en una solución para el transporte de cero emisiones para largas distancias, segmentos pesados y operaciones de alta intensidad.

El hidrógeno es una gran oportunidad para la diversificación hacia la producción de

combustibles limpios y la descarbonización de las empresas de petróleo y gas. Inyectado en los oleoductos para mezclarse hasta un cierto porcentaje con el gas natural, o utilizado para abastecer la demanda de las refinerías, el hidrógeno limpio puede disminuir drásticamente las huellas de carbono. Aunque esta tecnología ha alcanzado la madurez técnica, al igual que otras tecnologías innovadoras, sus costos iniciales siguen siendo elevados, por lo que se requieren políticas fiscales y financieras para fomentar su adopción. América Latina cuenta con condiciones excepcionales para la producción de hidrógeno verde a precios altamente competitivos, como una matriz eléctrica con un bajo factor de emisión, un alto potencial para la producción de energía renovable, así como una gran disponibilidad de espacio y fuentes de agua.


Lea más en Texto Original:

https://www.thedialogue.org/analysis/does-hydrogen-fuel-have-a-bright-future-in-latin-america/



Correo

Contacto

MARCA H2CHILE_Mesa de trabajo 1.png

Dirección

Redes Sociales

© Asociación Chilena de Hidrógeno. Todos los derechos reservados. Creado con Wix.com